»
Guardar punto de lectura actual
Recuperar punto de lectura guardado
¡Punto de lectura guardado!

Crisis, crisis, crisis

Googleando un rato vemos que hay más de 186.000.000 de entradas con la palabra “crisis”, aunque la cifra es engañosa: una crisis puede ser, según la Real Academia Española de la Lengua, una “situación dificultosa o complicada” o bien una “situación de un asunto o proceso cuando está en duda la continuación, modificación o cese”. Si nos quedamos con la primera de estas acepciones, la de situación dificultosa, desde el pequeño mundo de la restauración vemos con pavor los pronósticos de algunos grandes empresarios, como

Googleando un rato vemos que hay más de 186.000.000 de entradas con la palabra “crisis”, aunque la cifra es engañosa: una crisis puede ser, según la Real Academia Española de la Lengua, una “situación dificultosa o complicada” o bien una “situación de un asunto o proceso cuando está en duda la continuación, modificación o cese”. Si nos quedamos con la primera de estas acepciones, la de situación dificultosa, desde el pequeño mundo de la restauración vemos con pavor los pronósticos de algunos grandes empresarios, como Bill Gates, que profetizó en Davos que la crisis duraría cuatro años más, hasta el 2012. En este contexto, de repente, todo lo que se considera ostentoso recibe un varapalo: los productos de lujo… y los restaurantes de lujo. ¿Cómo puede sobrevivir un restaurante gastronómico? En mi anterior post comenté algunas de mis propuestas, criticables, por supuesto —una comida a 100 € por barba no es un regalo, es cierto, pero puede ofrecer una relación calidad/precio mucho mejor que una comida a 40 € el cubierto: depende de lo que se dé y de cómo se dé al comensal—. Y creo que la clave es ésta: insistir en la calidad del producto y de los profesionales de cocina y sala.

Por cierto, y hablando de críticas, disculpen que critique a los críticos, pero me parece un poco feo utilizar el físico como argumento en contra de alguien: mi obesidad es una enfermedad contra la que he luchado y lucho, me temo que a veces con resultados poco satisfactorios, pero no creo que me invalide a la hora de opinar sobre alimentación. Conozco a más de un fumador que no desea que sus hijos fumen… Y si alguna vez me he tomado una Coca-cola, sola o en combinado, eso no significa que me parezca una bebida cuyo consumo deba promoverse a bombo y platillo, utilizando el prestigio de la alta cocina para prestigiarla a su vez. Pero de la cocina con cola y la cocina que yo califico de “friki” ya les hablaré en otro post.

Versió en català:

Crisi, crisi, crisi

Googlejant una estona veiem que hi ha més de 186.000.000 d’entrades amb la paraula “crisi”, encara que la xifra és enganyosa: una crisi pot ser, segons l’ 5162.10xbtc.tk

ClouDNS.net: Free DNS hosting

5162.10xbtc.tk

This domain is registered for one of our customers.

If this is your domain name, please visit this page to see how to register it as DNS zone into your account.

Note: If you already have registered the DNS zone for your domain name, please wait for DNS propagation. Your web site will be displayed soon. It may take few minutes.

" onclick="javascript:_gaq.push(['_trackEvent','outbound-article','http://dlc.iec.cat']);" target="_blank">Institut d’Estudis Catalans, un “canvi brusc, favorable o advers, en el curs d’una malaltia” o bé una “fase circumstancialment difícil que travessa una persona, una empresa, una indústria, un govern, etc.”. Si ens quedem amb la segona d’aquestes accepcions, la de situació dificultosa, des del petit món de la restauració veiem amb pànic els pronòstics d’alguns grans empresaris, com Bill Gates, que va profetitzar a Davos que la crisis duraria quatre anys més, fins al 2012. En aquest context, de cop i volta, tot el que es considera ostentós rep una garrotada: els productes de luxe… i els restaurants de luxe. Com pot sobreviure un restaurant gastronòmic? En el meu anterior post vaig comentar algunes de les meves propostes, criticables, per descomptat —un menjar a 100 € per barba no és un regal, és cert, però pot oferir una relació qualitat/preu molt millor que un menjar a 40 € el cobert: depèn del que es doni i de com es doni al comensal. I crec que la clau és aquesta: insistir en la qualitat del producte i dels professionals de cuina i sala.

Per cert, i parlant de crítiques, disculpin que critiqui els crítics, però em sembla una mica lleig utilitzar el físic com a argument en contra d’algú: la meva obesitat és una malaltia contra la qual he lluitat i lluito, em temo que de vegades amb resultats poc satisfactoris, però no crec que m’invalidi a l’hora d’opinar sobre alimentació. Conec més d’un fumador que no desitja que els seus fills fumin… I si alguna vegada m’he pres una Coca-cola, sola o en combinat, això no vol dir que em sembli una beguda el consum de la qual s’hagi de promoure a so de bombo i platerets, utilitzant el prestigi de l’alta cuina per prestigiar-la al seu torn. Però de la cuina amb cola i la cuina que jo qualifico de “friqui” ja els en parlaré en un altre post